"La Fundación César Egido Serrano se creó para proponer que la palabra sea la herramienta de convivencia entre culturas y religiones y frente a toda violencia".

El presidente de Castilla-La Mancha entrega el Premio Palabra a la filósofa Adela Cortina.

Comparte esta publicación
El presidente de Castilla-La Mancha entrega el Premio Palabra a la filósofa Adela Cortina.
  • El Premio Palabra, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Fundación César Egido Serrano, reconoce a personas o instituciones que hayan destacado, a través de la palabra, en el fomento de la convivencia, la justicia y el desarrollo social y cultural
  • Emiliano García-Page ha entregado el premio en el Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno de Castilla-La Mancha.
  • Adela Cortina es la creadora de la palabra “aporofobia” (odio al pobre), que fue incluido en su diccionario por la Real Academia de la Lengua, y en 2017 fue elegida como “palabra del año” por la Fundación del Español Urgente (FUNDEU)

TOLEDO, 28 DE NOVIEMBRE DE 2019. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha entregado hoy a la filósofa y ensayista valenciana, Adela Cortina Orts, el II Premio Palabra que otorgan la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Fundación César Egido Serrano.

La entrega del galardón ha tenido lugar en el Palacio de Fuensalida en Toledo, sede del Gobierno de Castilla-La Mancha. El Premio Palabra reconoce a personas o instituciones, tanto nacionales como extranjeras, que hayan destacado, a través de la palabra, en el fomento de la convivencia, la justicia y el desarrollo social y cultural

El jurado del premio, integrado por Lucía Méndez, Carmen del Riego, José Oneto, Alfonso Sánchez, Juan Cruz y Nemesio Rodríguez, valoró que Adela Cortina, en sus numerosas obras, artículos y conferencias, reclama a la sociedad que refuerce el discurso de la igualdad entre las personas, sea cual fuere su raza, religión, edad, género, o su orientación sexual; promueva el diálogo como vía de solución de los conflictos; luche contra la violencia de género y el discurso del odio; proteja los derechos humanos y erradique la pobreza.

“Adela Cortina –señala el Jurado- concede la máxima importancia a las palabras como recurso fundamental de entendimiento. Convencida de que aquello que no tiene nombre no existe, acuñó una nueva palabra, “aporofobia” (odio al pobre), para subrayar que detrás de la ola de xenofobia que invade Europa y Estados Unidos, lo que hay es un sentimiento de aversión, de rechazo al pobre”.

El término “aporofobia” fue incluido en su diccionario por la Real Academia de la Lengua, y en 2017 fue elegido como “palabra del año” por la Fundación del Español Urgente.

El jurado destacó igualmente la defensa que Cortina viene haciendo de la necesidad de que el avance de las nuevas tecnologías y de la inteligencia artificial vaya siempre ligado a principios éticos y de protección de los derechos humanos, sociales, políticos y económicos.

En el campo de los medios, subraya el Jurado, Cortina aboga por un periodismo profesional, competente, ético, que busca la verdad y la difunde después de verificarla, “como contrapeso imprescindible a la progresión de la desinformación en las redes sociales, donde cada vez es más difícil defender la verdad de la mentira”.

El Premio Palabra, que tiene una dotación económica de 10.000 euros, fue concedido en su primera edición (2017) a Lilian Tintori, la esposa del político opositor venezolano Leopoldo López.

CURRICULUM DE ADELA CORTINA

Adela Cortina (Valencia, 1947) es catedrática emérita de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Valencia, miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, siendo la primera mujer que ingresa en esta Academia desde su fundación en 1857.

Estudió Filosofía en Valencia y en las universidades de Múnich y Fráncfort, donde trabajó con Karl-Otto Apel y Jürgen Habermas, creadores de la ética del discurso, que introdujo en el mundo español e iberoamericano.

Es directora de la Fundación ÉTNOR (“para la Ética de los Negocios y las Organizaciones”), doctora Honoris Causa por diversas universidades nacionales y extranjeras, Premio Internacional de Ensayo “Jovellanos” 2007, Premio Nacional de Ensayo 2014, ha recibido la Alta Distinción de la Generalidad Valenciana 2017.

También participa en el Patronato de Intermón-Oxfam, la Fundación Lilly o la Escuela Europea de Humanidades, y es colaboradora de la Agenda Latinoamericana.

En reiteradas ocasiones ha formado parte del Jurado de los Premios Príncipe y Princesa de Asturias de “Comunicación y Humanidades” y de “Ciencias Sociales”. Es colaboradora del diario El País.

Cortina defiende, en la teoría y en la práctica, una ética cívica dialógica, propia de los ciudadanos de una sociedad pluralista y democrática. Una ética comprometida con la tarea de construir una sociedad justa, tanto en el nivel local como en el universal, que la ha convertido en un auténtico referente en el mundo iberoamericano.

Entre sus libros cabe recordar Ética mínima (Tecnos, 1986), Ética sin moral (Tecnos, 1990), Ética aplicada y democracia radical (Tecnos, 1993), Ciudadanos del mundo (Alianza, 1997), Alianza y Contrato (Trotta, 2001), Por una ética del consumo (Taurus, 2002), Ética de la razón cordial, (Nobel, 2007), Las fronteras de la persona (Taurus, 2009), Justicia cordial (Trotta, 2010), Neuroética y neuropolítica (Tecnos, 2011), ¿Para qué sirve realmente la ética? (Paidós, 2013) y Aporofobia, el rechazo al pobre (Paidós, 2017).

Recientemente, un conjunto de colegas españoles y extranjeros le ha dedicado un libro-homenaje con el título Ética y Filosofía Política (Tecnos, 2018).

Sobre la Fundación César Egido Serrano: 10 años fomentando el diálogo

La Fundación César Egido Serrano, que cumple este año su décimo aniversario, tiene como principal objetivo concienciar a todos los niveles de la sociedad sobre la necesidad de que los conflictos entre personas, países, culturas u organizaciones se solucionen única y exclusivamente a través del uso de la palabra. Para ello, desarrolla y apoya iniciativas en cualquier lugar del mundo que contribuyan a evitar estos conflictos, así como a resolver o minimizar aquellos que ya existen mediante el uso exclusivamente del diálogo.

La Fundación es la promotora del Día Internacional de la Palabra, que se celebra el 23 de noviembre, coincidiendo con la fecha de la inauguración del Museo de la Palabra, ubicado en la localidad toledana de Quero y sede de la Fundación.

Leído 2015 veces